FINAL 2022 | ATLÉTICO Y PROGRESO SE CONSAGRÓ CAMPEÓN DE LA LIGA METROPOLITANA

Progreso

Brandsen | Este sábado, el equipo de Primera división de Atlético y Progreso se consagró campeón del Torneo “Joel Luna” de la Liga Metropolitana de Futbol, al vencer en el partido final a su par de Las Mandarinas por 3 a 1, convirtiéndose en el tercer campeón que ya dio esta incipiente liga de futbol.

El encuentro fue suspendido por el árbitro del encuentro Diego Pascual, por agresiones mutuas entre jugadores y cuerpo técnico de ambos equipos, cuando ya se cumplía el minuto 90 de juego. Esta vez, los irresponsables estuvieron dentro de la cancha y no en las tribunas.


Progreso
Progreso levantó la tercera Copa de la Liga Metropolitana, y nada ménos que ante Las Mandarinas.

Los tantos de Atlético y Progreso fueron anotados por Emiliano Rossi, en dos ocasiones, y por Rodrigo Rodríguez; en tanto que el descuento llegó a través de los pies de Bruno Guzmán.

El local, Progreso, salió a la cancha con Cristopher Johnson, Joaquín Martínez, Nicolás Wooley, Ezequiel Ojeda, Nahuel Benavente, Martín Iribarne, Emiliano Rossi, Emiliano Panaccio, Ulises Quintana, Rodrigo Rodríguez y Tomás Magnani. En el banco de relevos estuvieron junto al técnico Raúl Mármora, Darío Cardozo, Juan Delgado, Ramiro Bulik, Valentín Moyano, Sebastián Illarra, Lautaro Basualdo y Jonathan Roldán.

Las Mandarina, por su parte, alistó a Emanuel Macedo, Alan Ferrari, Joaquín Gravano, Nicolás Merlos, Fabián Taus, Ezequiel Guzmán,  Mateo Muñoz, Germán Sosa, Andrés Gómez, Brian Montenegro, y Ezequiel Albarracín. En el banco estuvieron Leonardo González, Fausto Juarros, Lucas Borras, Matías Illara, Facundo Pourtau, Bruno Guzmán y Rodrigo Godoy.

El encuentro fue bastante parejo, y dos errores fatales de Macedo y un golazo de Rossi de tiro libre, le permitieron a Progreso irse al descanso 3 a 0 arriba. En el segundo tiempo Las Mandarinas llegó al descuento por medios de Guzmán y a partir de allí el partido se hizo friccionado, terminando con los incidentes detallados al comienzo.


Progreso
Nicolás Mantegazza le entrega el trofeo de campeón al presidente de Progreso, Guillermo Roldán.

De esta forma, el rojiverde de Brandsen redondeó una campaña formidable, clasificando primero en la fase de grupo. Había empezado con un triunfo de visitante por 1 a 0 frente a Estrella de Sur; en la segunda fecha perdió su único partido de la campaña frente a Defensores de Domselaar por 1 a 0; en la tercera fecha recibió a Estrella de Jeppener a quien le ganó con un contundente 3 a 0; en la cuarta fecha visitó a La Victoria en Alejandro Korn a quien le ganó por 5 a 0.

En la segunda parte del torneo le ganó 1 a 0 a Defensores de Glew por la quinta fecha; en la sexta le ganó 3 a 2 a Empalme en condición de visitante; en la séptima derrotó 1 a 0 a Las Lomas como local; en la fecha 8 le quitó el invicto a Las Mandarinas por 3 a 1 de visitante; y en la última fecha de la etapa clasificatoria venció como local a Villa Amelia por 4 a 0.

En cuartos de final debió enfrentar a Estrella de Sur, ganando el primer encuentro como visitante por 3 a 0; y la vuelta en el Jáuregui Lorda por 2 a 0. En semifinales se encontró con Real Sociadad de Florencio Varela, ganando de visitante por 2 a 0 y el partido de vuelta como local por 3 a 1, convirtiéndose en finalista.

la ida, jugada en el Oscar Redruello, había terminado empatada en un tanto por bando entre Las Mandarinas y Atlético y Progreso